EPÓCA DE CAZA

  

Hace mucho tiempo me contaron esta historia...

La de tres amigos que tenían el hobbie de la caza mayor, en especial la del ciervo...

Esperaron la época de caza, se dirigieron a la zona respectiva y contrataron una avioneta para ir al paraje, en donde habitualmente se hallan los ciervos...

El aviador les hizo la advertencia, que por el tamaño de los ciervos la nave solo podría soportar una sola pieza...

Ya en el lugar, y al cabo de un tiempo lograron cazar dos piezas de grandes dimensiones...

Nuevamente el aviador les recordó la advertencia...

Luego de una larga conversación lograron persuadir al aviador que la aeronave podía aguantar el peso de las dos piezas obtenidas...

A poco de comenzar el viaje de retorno... la estabilidad de la aeronave se hizo insostenible y sucumbió;

Se produjo el accidente... falleciendo el conductor y uno de los cazadores, los otros dos salieron despedidos...

Al cabo de un tiempo, uno se encontraba sentado en una piedra, jugando a hacer garabatos en la tierra...

Y el otro comenzaba a despertarse de los golpes recibidos...

--Le preguntó a su amigo... ¿Dónde estamos?

__Su amigo le respondió...

EN EL MISMO LUGAR DEL AÑO PASADO...

 

1. ¿Valoramos nuestros errores?

2. ¿Por qué volvemos a cometer los mismos errores?

3. ¿Tenemos presente alguna vez la EXPERIENCIA"

4. Las respuestas las tienen cada uno de ustedes...

 

Martín Blanco

 

 



GANEMOS TODOS JUNTOS

 

Hace algunos años, en los paraolímpicos infantiles de Seattle, nueve concursantes, todos con alguna discapacidad física o mental, se reunieron en la línea de salida para correr los 100 metros planos.

Al sonido del disparo todos salieron, no exactamente como bólidos, pero con gran entusiasmo de participar en la carrera, llegar a la meta y ganar.

Todos, es decir, menos uno, que tropezó en el asfalto, dio dos maromas y empezó a llorar.

Los otros ocho oyeron al niño llorar, disminuyeron la velocidad y voltearon hacia atrás. Todos dieron la vuelta y regresaron, ... todos.

Una niña con síndrome de Down se agacho, le dio un beso en la herida y le dijo "Eso te lo va a curar". Entonces, los nueve se agarraron de la manos y juntos caminaron hasta la meta.

Todos en el estadio se pusieron de pie, las porras y aplausos duraron varios minutos. La gente que estuvo presente aun cuenta la historia.

¿Por que? Porque dentro de nosotros sabemos una cosa: Lo importante en esta vida va mas allá de ganar nosotros mismos.

Lo importante en esta vida es ayudar a ganar a otros, aun cuando esto signifique tener que disminuir la velocidad o cambiar el rumbo.

LAS CUATRO ESPOSAS

 

Había una vez un rey que tenía cuatro esposas. Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás y la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. Sólo le daba lo mejor.

También amaba mucho a su tercera esposa y siempre la exhibía en los reinos vecinos. Sin embargo, temía que algún día ella se fuera con otro.

También amaba a su segunda esposa. Ella era su confidente y siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles.

La primera esposa del rey era una compañera muy leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca. Sin embargo, el no amaba a su primera esposa y aunque ella le amaba profundamente, apenas si el se fijaba en ella.

Un día, el rey enfermo y se dio cuenta de que le quedaba poco tiempo. Pensó acerca de su vida de lujo y cavilo: Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero, Cuando muera, estaré solo".

Así que le pregunto a su cuarta esposa: "Te he amado mas que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo, "¿Estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?" "Ni pensarlo!", Contesto la cuarta esposa y se alejo sin decir mas palabras. Su respuesta penetro en su corazón como un cuchillo filoso.

El entristecido monarca le pregunto a su tercera esposa: "Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿Estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?" "No!", Contesto su tercera esposa. "La vida es demasiado buena!

Cuándo mueras, pienso volverme a casar!" Su corazón experimento una fuerte sacudida y se puso frió.

Entonces preguntó a su segunda esposa: "Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?" Lo siento, no puedo ayudarte esta vez!", Contesto la segunda esposa. "Lo mas que puedo hacer por ti es enterrarte". Su respuesta vino como un relámpago estruendoso que devasto al rey.

Entonces escuchó una voz: "Me iré contigo y te seguiré doquiera tus vayas". El rey dirigió la mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. Se veía tan delgaducha, sufría de desnutrición. Profundamente afectado, el monarca dijo: Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!".

En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas.

Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo. No importa cuanto tiempo y esfuerzo invirtamos en hacerlo lucir bien, nos dejara cuando muramos.

Nuestra tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riqueza. Cuando muramos, Irán a parar a otros.

Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos. No importa cuanto nos hayan sido de apoyo a nosotros aquí, lo mas que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.

Y nuestra primera esposa es nuestra alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda de la fortuna, el poder y los placeres del ego. Sin embargo, nuestra alma es la única que nos acompañara donde quiera que vayamos. Así que, cultívala, fortalécela y cuídala ahora! Es el más grande regalo que puedes ofrecerle al mundo. Déjala brillar !

este texto lo envió Pamela

 

LA PARABOLA DE LA PARABOLA

 

Hace mucho tiempo andaba la Verdad por las calles, en los pueblos, tratando de hablar con la gente, pero la gente no la quería, la despreciaban solamente por las ropas que llevaba. La Verdad andaba con harapos, sin lujos, sin pretensiones, tan simple, pura y sencilla como la Verdad.

La Verdad siempre trataba de acercarse a la gente, de entrar en sus hogares, pero siempre fue despreciada y humillada, pues nadie la quería por sus vestiduras harapientas.

Un día la Verdad andaba caminando y llorando, muy triste por todo esto, hasta que de repente se encuentra a alguien muy alegre, divertido, vestido con colores muy llamativos y elegantes y toda la gente la saludaba!!!.....Era la Parábola!!!

...Y la Parábola ve a la Verdad y le dice: "Verdad, ¿por qué lloras?"

La Verdad le responde: "La gente me desprecia y me humilla! Nadie me quiere ni me aceptan en sus casas!"

La Parábola le dice: "Claro, Verdad... Te entiendo; lo que pasa es que tienes que vestirte como yo, con colores y bien elegante....y verás el cambio"

Parábola le prestó uno de sus vestidos a Verdad y desde ese día, como un milagro, de repente, la Verdad fue aceptada por la gente y era querida por todos...

 

Moraleja:

Nadie acepta la Verdad desnuda. Todos la prefieren disfrazada con ropas de Parábola.

EL PESCADOR Y EL BANQUERO

 

Un banquero de inversión estaba en el muelle de un pueblito costeño cuando llego un botecito con un solo pescador. Dentro del bote habían varios atunes amarillos de buen tamaño. El banquero elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó cuanto tiempo le había tomado pescarlos.

El pescador respondió que solo un poco tiempo. El banquero luego le pregunto porque no permanecía más tiempo y sacaba más pescado?

El pescador dijo que el tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. El banquero luego preguntó, "¿pero que hace usted con el resto de su tiempo?" El pescador dijo, "duermo tranquilo, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora, María, caigo todas las noches al pueblo donde como y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida extremadamente feliz y ocupada."

El banquero replicó, "Soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar mas tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote mas grande, con los ingresos del bote mas grande podrías comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador, eventualmente abrir tu propia procesadora. Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este pueblo e irte a Ciudad de México, luego a Los Ángeles y eventualmente a Nueva York, donde manejarías tu empresa en expansión".

El pescador preguntó, "Pero, cuánto tiempo tarda todo eso?".

A lo cuál respondió el banquero, "entre 15 y 20 años".

"Y luego que?" . El banquero se rió y dijo que esa era la mejor parte.

Cuando llegue la hora deberías anunciar un IPO (Oferta inicial de acciones) y vender las acciones de tu empresa al publico. Te volverás rico, tendrás millones".Millones ...y luego qué?"

Dijo el americano, "Luego te puedes retirar. Te mueves a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, caer todas las noches al pueblo donde comas y toques guitarra con tus amigos".

El pescador respondió, ¿acaso eso no es lo que tengo ya?

Muchas veces el ser humano busca tener mas de lo que necesita, debido a eso nuestro planeta no está dando abasto pues la avaricia del hombre es mayor que la producción del planeta. Cristo mismo nos enseñó a decir "danos hoy el pan de cada día" no el de todo el año. Obviamente no es un llamado a vivir sin que nos importe nada, sino a vivir el hoy, tomando lo que necesitamos y expresando nuestro cariño a quienes tenemos cerca.

EL GENIO

 

En la India, había una familia muy pobre que carecía de todo y pasaban muchas necesidades, mientras que a su vecino no le faltaba de nada y vivía en una casa magnífica rodeada de un esplendoroso jardín. La mujer del hombre pobre era bastante envidiosa y se preguntaba de dónde habría sacado los bienes su vecino, así que decidió espiarle y un día vio que el vecino daba tres palmadas y al instante aparecía un genio que llevaba una enorme espada en la cintura; el vecino le dio todo tipo de órdenes sobre el mantenimiento, limpieza y abastecimiento de la casa y el genio las cumplió de inmediato. La mujer volvió corriendo donde estaba su marido y le contó lo que había visto. "Tienes que pedirle que nos preste el genio, así tendremos de todo como él y dejaremos de pasar penalidades", le dijo entusiasmada.

El marido era un poco reacio, pero ante la constante insistencia de la mujer accedió a ir a hablar con el vecino. Llamó a la puerta y su vecino le abrió: "Hola, vecino, vengo a pedirte un grandísimo favor. Mi mujer ha visto que tienes un genio que te ayuda a realizar todas las tareas de la casa y que te consigue todo lo que le pides, nosotros no tenemos nada y pasamos muchas penurias, me gustaría que me prestaras una temporada al genio para así poder dejar de ser tan pobres y conseguir tener algunos bienes" le dijo con gran vergüenza.

El vecino le miró compasivo y contestó: "De acuerdo, te prestaré a mi genio, pero te advierto que no es tan fácil como parece. Cuando se invoca a este genio hay que estarle mandando hacer cosas constantemente, porque si no se hace así, se enfadará y con la gran espada que lleva a la cintura te cortará la cabeza; te lo advierto de nuevo, no es tan fácil como parece estarle mandando cosas constantemente, así que ten mucho cuidado. Mira yo me marcho de viaje y tardaré un par de días en volver, te lo dejo ese tiempo. Lo único que tienes que hacer para invocar al genio es dar tres palmadas y él aparecerá ante tí".

El marido volvió corriendo con gran alegría hasta donde estaba su esposa: "Mira, me ha dejado la jarra que contiene el genio y está a nuestra disposición mientras nuestro vecino esté de viaje. ¡Lo he conseguido! Dejaremos de ser pobres, tendremos de todo y nada faltará a nuestros hijos. ¡Qué alegría!".

La mujer estaba muy impaciente por empezar a pedir cosas y le dijo que invocara al genio de inmediato. El marido dio tres palmadas y al instante el genio apareció ante ellos entre una nube de humo, era impresionante por su gran tamaño, sus lujosas ropas y por la enorme espada que portaba a la cintura: "Hola mi amo, dime qué deseas" dijo el genio.

Tanto el esposo como la mujer se pusieron muy contentos de tener a su disposición al genio y comenzaron a pedir de inmediato: "Quiero que nos construyas una mansión espléndida", dijo la mujer.

El genio chasqueó los dedos y al instante apareció ante ellos una mansión magnífica, muy grande y vistosa. Los esposos se quedaron maravillados ante la belleza y esplendor de la mansión y comenzaron a dar saltos de alegría. "Ahora llena la mansión de estupendos muebles", continuó el marido. El genio volvió a chasquear los dedos y la mansión se llenó de unos muebles muy lujosos. "Ahora queremos buenos ropajes para nosotros y para nuestros hijos", este deseo también se vio satisfecho al instante y así sucesivamente con todo lo que iban pidiendo, todos su deseos eran cumplidos de inmediato.

Cuando el matrimonio y sus hijos estuvieron vestidos con muy buenas ropas e instalados en al mansión se les ocurrió pedir los más ricos manjares que se pudieran concebir para así poder comer hasta saciarse, cosa que nunca habían hecho.

"Bueno, genio, ahora déjanos un rato mientras comemos esta espléndida comida que nos has traído", dijo el marido; pero el genio se le quedó mirando fijamente y le dijo: "Mi amo, ¿qué más deseas ahora?". Al ver que no le decían nada, ya que estaban comiendo con avidez, el genio puso cara de enfado y comenzó a desenvainar muy lentamente su espada. El marido se puso pálido y comenzó a balbucear: "Espera, espera, ahora quiero que me hagas un magnífico jardín"; el genio chasqueó los dedos y el jardín estuvo construido al instante. Así que apenas pudieron disfrutar de la estupenda comida ya que tenían que seguir ordenado cosas al genio. Le hicieron construir un estanque y un riachuelo en el jardín, luego un puentecito sobre el riachuelo, pronto se les acabaron las ideas sobre qué pedir al genio, así que este volvió a enfadarse y comenzó a desenvainar la espada. Entonces le mandaron que deshiciera algunas de las cosas que había construido y luego que las volviera a construir porque ya no sabían que más mandarle. "Quita el puente del riachuelo, deshaz el estanque, vuelve a hacerme otro estanque mejor, cambia los muebles de la casa...", le mandaban ya casi con angustia por que todas las órdenes eran cumplidas al instante y no podían parar ni un momento ya que el genio se enfadaba y les amenazaba con su espada.

Al llegar la noche apenas pudieron dormir ya que tenían que turnarse para dar órdenes al genio y así siguieron de muy mala manera ya que el genio en seguida estaba presto a sacar la espada y cortarles la cabeza en cuanto dejaban de mandarle cosas constantemente.

Al segundo día ya no podían más y el marido acudió muy temprano a la casa del vecino para ver si había regresado. Llamó a la puerta y el vecino le abrió. "Tienes que ayudarle", le dijo angustiado, "no puedo más, el genio no me deja vivir, ni disfrutar de todo lo que me ha dado; ya no sé que más mandarle y en cualquier momento va a acabar cortándome la cabeza, estoy desesperado, no sé que voy a hacer".

El vecino le miró con comprensión y le dijo: "Te lo advertí, no es fácil estar dándole ordenes siempre; pero no te preocupes yo sé como dominar al genio".

Juntos acudieron a la casa del matrimonio y el vecino ordenó al genio: "Genio, construye un pozo en el jardín que llegue hasta el centro de la tierra"; el genio chasqueó los dedos y al instante el pozo estuvo construido. "Bien, ahora coloca un poste en el centro del pozo que también llegue hasta el centro de la tierra" y el genio lo hizo. "Muy bien, ahora quiero que subas y bajes por el poste hasta que yo te diga"; con lo que el genio se puso a subir y bajar por el poste.

El vecino se volvió hacia el hombre y le dijo "Ves, no era tan difícil dominar al genio, pero hay que saber cómo hacerlo y qué ordenarle". Éste suspiró aliviado ya que algo que en un principio había creído ser una cosa estupenda se había transformado en una angustia ya que varias veces había estado a punto de perder la cabeza.

Al cabo de bastante tiempo el genio llamó a su amo para decirle que estaba cansado de subir y bajar por el poste, y que si le dejaba volver a su jarra, él solo haría lo que le mandaran sin agobiar a su dueño y sin utilizar más la espada.

 

LAS MIL CANICAS

Entre más envejezco, más disfruto de las mañanas de sábado. Tal vez es la quieta soledad que viene con ser el primero en levantarse, o quizá el increíble gozo de no tener que ir al trabajo. De todas maneras, las primeras horas de un sábado son en extremos deleitosas.

Hace unas cuantas semanas, me dirigía hacia mi equipo de radioaficionado en el sótano con una humeante taza de café en una mano y el periódico en la otra. Lo que comenzó como una típica mañana de sábado se convirtió en una de esas lecciones que la vida parece darnos de vez en cuando. Déjenme contarles.

Sintonicé mi equipo de radio a la porción telefónica de mi banda para entrar en una red de intercambio de sábado en la mañana. Después de un rato, me topé con un compañero que sonaba un tanto mayor, con buena señal y voz. Pueden imaginarse al tipo, sonaba como si estuviese en el negocio de las comunicaciones. Él le estaba diciendo a quien estuviese conversando con él algo acerca de "unas mil canicas".

Quedé intrigado y me detuve para escuchar lo que tenía que decir. "Bueno, Tom, de veras que parece que estás ocupado con tu trabajo. Estoy seguro de que te pagan bien pero es una lástima que tengas que estar fuera de casa y lejos de tu familia tanto tiempo. Es difícil imaginar que un hombre joven tenga que trabajar sesenta o setenta horas a la semana para sobrevivir. Qué triste que te perdieras la presentación teatral de tu hija". Continuó: "Déjame decirte algo, Tom, algo que me ha ayudado a mantener una buena perspectiva sobre mis propias prioridades". Y entonces fue cuando comenzó a explicar su teoría sobre unas "mil canicas".

"Ves, me senté un día e hice algo de aritmética. La persona promedio vive unos setenta y cinco años. Yo sé, algunos viven más y otros menos, pero en promedio, la gente vive unos setenta y cinco años". "Entonces, multipliqué 75 por 52 y obtuve 3.900 que es el número de sábados que la persona promedio habrá de tener en toda su vida. Mantente conmigo, Tom, que voy a la parte importante".

"Me tomó hasta que casi tenía cincuenta y cinco años pensar todo esto en detalle", continuó, "y para ese entonces ya había vivido más de dos mil ochocientos sábados. Me puse a pensar que si llegaba a los setenta y cinco, sólo me quedarían unos mil más que disfrutar": "Así que fui a una tienda de juguetes y compré cada canica que tenían. Tuve que visitar tres tiendas para obtener 1.000 canicas. Las llevé a casa y las puse dentro de un gran envase plástico claro junto a mi equipo de radioaficionado. Cada sábado a partir de entonces, he tomado una canica y la he botado".

"Descubrí que al observar cómo disminuían las canicas, enfocaba más sobre las cosas verdaderamente importantes en la vida. No hay nada como ver cómo se te agota tu tiempo en la tierra para llevarte a ajustar tus prioridades".

"Ahora déjame decirte una última cosa antes que nos desconectemos y lleve a mi bella esposa a desayunar. Esta mañana, saqué la última canica del envase. Me di cuenta que si vivo hasta el próximo sábado, entonces me habrá sido dado un poquito de tiempo adicional. Y si hay algo que todos podemos usar es un poco más de tiempo".

"Me gustó conversar contigo, Tom, espero que puedas estar más tiempo con tu familia y espero volver a encontrarnos aquí en la banda, el hombre de 75 años, este es K9NZQ, cambio y fuera, ¡buen día!"

Uno pudiera haber oído un alfiler caer en la banda cuando este amigo se desconectó. Creo que nos dio a todos bastante sobre lo que pensar. Había planeado trabajar en la antena aquella mañana, y luego iba a reunirme con unos cuantos radioaficionados para preparar la nueva circular del club. En vez de aquello, subí las escaleras y desperté a mi esposa con un beso.

"Vamos, querida, te quiero llevar a ti y los muchachos a desayunar fuera".

"¿Qué mosca te picó?" Preguntó sonriendo. "Oh, nada; es que no hemos pasado un sábado juntos con los muchachos en mucho tiempo. Ah, ¿pudiésemos parar en la tienda de juguetes mientras estamos fuera? Necesito comprar algunas canicas".

LO BUENO DE SER SORDO 

 

Era una vez una corrida .... de sapos !

El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre.

Había en el lugar una gran multitud.

Mucha gente para vibrar y gritar por ellos.

Comenzó la competencia.

Pero como la multitud no creía que pudieran alcanzar la cima de aquella torre, lo que más se escuchaba era :

"Que pena !!! esos sapos no lo van a conseguir ...no lo van a conseguir..."

Los sapitos comenzaron a desistir.

Pero había uno que persistía y continuaba subiendo en busca de la cima.

La multitud continuaba gritando "... que pena !!! no lo van a conseguir!..."

Y los sapitos estaban dándose por vencidos.

Salvo por aquel sapito que seguía y seguía tranquilo y ahora cada vez con más y más fuerza.

Cuando estaban llegando el final de la competición todos desistieron, menos ese sapito que curiosamente en contra de todos, seguía.

Finalmente llegó a la cima con todo su esfuerzo.

Los otros querían saber qué le había pasado.

Un sapito le fue a preguntar como él había conseguido concluir la prueba.

Y descubrieron que era sordo.

No permitas que personas con el pésimo hábito de ser negativos derrumben las mejores y más sabias esperanzas de tu corazón!

Recuerda siempre el poder que tienen las palabras que escuchas.

Por lo tanto, preocúpate siempre en ser POSITIVO

Resumiendo

Se siempre "sordo" cuando alguien te dice que no puedes realizar tus sueños

LA LIEBRE Y EL TIGRE

 

Que gran decepción tenía el joven de esta historia, su amargura absoluta era por la forma tan inhumana en que se comportaban todas las personas, al parecer, ya a nadie le importaba nadie.

Un día dando un paseo por el monte, vio sorprendido que una pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido, el cual no podía valerse por sí mismo.

Le impresionó tanto al ver este hecho, que regresó al siguiente día para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetía: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre.

Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta.

Admirado por la solidaridad y cooperación entre los animales, se dijo:

"No todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas".

Y decidió hacer la experiencia: Se tiró al suelo, simulando que estaba herido, y se puso a esperar que pasara alguien y le ayudara.

Pasaron las horas, llegó la noche y nadie se acercó en su ayuda. Estuvo así durante todo el otro día, y ya se iba a levantar, mucho más decepcionado que cuando comenzamos a leer esta historia, con la convicción de que la humanidad no tenía el menor remedio, sintió dentro de sí todo el desespero del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, su corazón estaba devastado, y casi no sentía deseo de levantarse.

Entonces allí, en ese instante, lo oyó...

¡Con qué claridad, qué hermoso!, una hermosa voz, muy dentro de él le dijo:

Si quieres encontrar a tus semejantes, si quieres sentir que todo ha valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad, para encontrar a tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente se la liebre".

EL FLORERO DE PORCELANA

 

El Gran Maestro y el Guardián se dividían la administración de un monasterio Zen.

Cierto día, el Guardián murió, y fue preciso sustituirlo.

El Gran Maestro reunió a todos los discípulos para escoger quién tendría la honra de trabajar directamente a su lado.

- Voy a presentarles un problema -dijo el Gran Maestro- y aquél que lo resuelva primero, será el nuevo guardián del Templo.

Terminado su corto discurso, colocó un banquito en el centro de la sala. Encima estaba un florero de porcelana carísimo, con una rosa roja que lo decoraba.

- Éste es el problema -dice el Gran Maestro -resuélvanlo-.

Los discípulos contemplaron perplejos el "problema", por lo que veían los diseños sofisticados y raros de la porcelana, la frescura y la elegancia de la flor. ¿Qué representaba aquello?

¿Qué hacer? ¿Cuál sería el enigma?

Pasó el tiempo sin que nadie atinase a hacer nada salvo contemplar el "problema", hasta que uno de los discípulos se levantó, miró al maestro y a los alumnos, caminó resolutamente hasta el florero y lo tiró al suelo, destruyéndolo.

- ¡¡¡ Al fin alguien que lo hizo !!! - exclamó el Gran Maestro-

Empezaba a dudar de la formación que les hemos dado en todos estos años , Usted es el nuevo guardián.

Al volver a su lugar el alumno, el Gran Maestro explicó:

- Yo fui bien claro: dije que ustedes estaban delante de un "problema". No importa cuán bello y fascinante sea un problema, tiene que ser eliminado.

Un problema es un problema; puede ser un florero de porcelana muy caro, un lindo amor que ya no tiene sentido, un camino que precisa ser abandonado, por más que insistimos en recorrerlo porque nos trae comodidad... "Solo existe una manera de lidiar con un problema": atacándolo de frente.

En estas horas, no se puede tener piedad, ni ser tentado por el lado fascinante que cualquier conflicto acarrea consigo.

Recuerda que un problema, es un problema.

No tiene caso tratar de "acomodarlo" y darle vueltas, si al fin y al cabo ya no es otra cosa más que "UN PROBLEMA".

Déjalo, hazlo a un lado y continúa tu misión.

No huyas de él... No lo escondas ...

¡ Acaba con él.!

COMO CONTEMPLAR EL ACERO

 

Lynell Waterman cuenta la historia del herrero que, después de una juventud llena de excesos, decidió entregar su alma a Dios. Durante muchos años trabajó con ahínco, practicó la caridad, pero, a pesar de toda su dedicación, nada parecía andar bien en su vida.

Muy por el contrario: sus problemas y sus deudas se acumulaban día a día.

Una hermosa tarde, un amigo que lo visitaba, y que sentía compasión por su situación difícil, le comentó:

-Realmente es muy extraño que justamente después de haber decidido volverte un hombre temeroso de Dios, tu vida haya comenzado a empeorar. No deseo debilitar tu fe, pero a pesar de tus creencias en el mundo espiritual, nada ha mejorado.

El herrero no respondió enseguida: él ya había pensado en eso muchas veces, sin entender lo que acontecía con su vida.

Sin embargo, como no deseaba dejar al amigo sin respuesta, comenzó a hablar, y terminó por encontrar la explicación que buscaba. He aquí lo que dijo el herrero:

-En este taller yo recibo el acero aún sin trabajar, y debo transformarlo en espadas. ¿Sabes tú como se hace esto?

Primero, caliento la chapa de acero a un calor infernal, hasta que se pone roja. En seguida, sin ninguna piedad, tomo el martillo más pesado y le aplico varios golpes, hasta que la pieza adquiere la forma deseada.

Luego la sumerjo en un balde de agua fría, y el taller entero se llena con el ruido del vapor, porque la pieza estalla y grita a causa del violento cambio de temperatura.

"Tengo que repetir este proceso hasta obtener la espada perfecta: una sola vez no es suficiente".

El herrero hizo una larga pausa, encendió un cigarrillo y siguió:

-A veces, el acero que llega a mis manos no logra soportar este tratamiento.

El calor, los martillazos y el agua fría terminan por llenarlo de rajaduras.

En ese momento, me doy cuenta de que jamás se transformará en una buena hoja de espada.

Y entonces, simplemente lo dejo en la montaña de fierro viejo que ves a la entrada de mi herrería. Hizo otra pausa más, y el herrero terminó:

-Sé que Dios me está colocando en el fuego de las aflicciones. Acepto los martillazos que la vida me da, y a veces me siento tan frío en insensible como el agua que hace sufrir al acero. Pero la única cosa que pienso es:

"Dios mío, no desistas, hasta que yo consiga tomar la forma que Tú esperas de mí. Inténtalo de la manera que te parezca mejor, por el tiempo que quieras -pero nunca me pongas en la montaña de fierro viejo de las almas".

 

Beatriz Corno

BUSCANDO LA PAZ

 

Habia una vez un rey que ofrecio un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas intentaron.

El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubieron dos que a el realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas placidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura tambien tenia montañas. Pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas habia un cielo furioso del cual caia un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecia retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacifico.

Pero cuando el Rey observo cuidadosamente, el miro tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Alli, en medio de del rugir del la violenta caida de agua, estaba sentado placidamente un pajarito en el medio de su nido...

Paz perfecta... ?Cual crees que fue la pintura ganadora?

El Rey escogio la segunda. ?Sabes porque?

"Porque," explicaba el Rey, "Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz."

Y tu... ? ya sabes QUIEN te da la verdadera paz del corazon?...

EL ABOGADO

 

EN CIERTA OCASIÓN DURANTE UNA CHARLA QUE DI ANTE UN GRUPO DE ABOGADOS, ME HICIERON ESTA PREGUNTA: "QUE ES LO MAS IMPORTANTE QUE HA HECHO EN SU VIDA?".

LA RESPUESTA ME VINO A LA MENTE EN EL ACTO, PERO NO FUE LA QUE DI, PORQUE LAS CIRCUNSTANCIAS NO ERAN LAS APROPIADAS. EN MI CALIDAD DE ABOGADO DE LA INDUSTRIA DEL ESPECTÁCULO, SABIA QUE LOS ASISTENTES DESEABAN ESCUCHAR ANÉCDOTAS SOBRE MI TRABAJO CON LAS CELEBRIDADES.

PERO, HE AQUÍ LA VERDADERA, LA QUE SURGIÓ DE LO MAS RECÓNDITO DE MIS RECUERDOS.

LO MAS IMPORTANTE QUE HE HECHO EN LA VIDA TUVO LUGAR EL 8 DE OCTUBRE DE 1990. MI MADRE CUMPLÍA 65 AÑOS, Y YO HABÍA VIAJADO A CASA DE MIS PADRES EN MASSACHUSETTS, PARA CELEBRAR CON LA FAMILIA.

COMENCÉ EL DÍA JUGANDO CON UN EXCONDISCIPULO Y AMIGO MÍO AL QUE NO HABÍA VISTO EN MUCHO TIEMPO. ENTRE JUGADA Y JUGADA CONVERSAMOS ACERCA DE LO QUE ESTABA PASANDO EN LA VIDA DE CADA CUAL. ME CONTÓ QUE SU ESPOSA Y ÉL ACABABAN DE TENER UN BEBE, Y QUE EL PEQUEÑO LOS MANTENÍA EN VELA TODAS LAS NOCHES.

MIENTRAS JUGÁBAMOS, UN COCHE SE ACERCO HACIENDO RECHINAR LAS LLANTAS Y TOCANDO EL CLAXON CON INSISTENCIA. ERA EL PADRE DE MI AMIGO, QUE CONSTERNADO, LE DIJO QUE SU BEBE HABÍA DEJADO DE RESPIRAR Y LO HABÍAN LLEVADO DE URGENCIA AL HOSPITAL.

EN UN INSTANTE MI AMIGO SUBIÓ AL AUTO Y SE MARCHO, DEJANDO TRAS DE SI UNA NUBE DE POLVO.

POR UN MOMENTO ME QUEDE DONDE ESTABA, SIN ACERTAR A MOVERME, PERO LUEGO TRATE DE PENSAR QUE DEBÍA HACER. SEGUIR A MI AMIGO AL HOSPITAL? MI PRESENCIA ALLÍ, ME DIJE, NO IBA A SERVIR DE NADA, PUES LA CRIATURA SEGURAMENTE ESTARÍA AL CUIDADO DE MÉDICOS Y ENFERMERAS, Y NADA DE LO QUE YO HICIERA O DIJERA IBA A CAMBIAR LAS COSAS. "BRINDARLE MI APOYO MORAL? BUENO, QUIZÁ. PERO TANTO EL COMO SU ESPOSA PROVENÍAN DE FAMILIAS NUMEROSAS Y SIN DUDA ESTARÍAN RODEADOS DE PARIENTES QUE LES OFRECERÍAN CONSUELO Y EL APOYO

NECESARIOS PASARA LO QUE PASARA. LO ÚNICO QUE HARÍA SERIA ESTORBAR.

ADEMAS HABÍA PLANEADO DEDICAR TODO MI TIEMPO A MI FAMILIA, QUE ESTABA AGUARDANDO MI REGRESO. ASÍ, DECIDÍ REUNIRME CON ELLOS E IR MAS TARDE A VER A MI AMIGO.

AL PONER EN MARCHA EL AUTO QUE HABÍA RENTADO, ME PERCATE QUE MI AMIGO HABÍA DEJADO SU CAMIONETA, CON LAS LLAVES PUESTAS, ESTACIONADA JUNTO A LAS CANCHAS. ME VI ENTONCES ANTE OTRO DILEMA: NO PODÍA DEJAR ASÍ EL VEHÍCULO, PERO SI LO CERRABA Y ME LLEVABA LAS LLAVES, "QUE IBA A HACER CON ELLAS?".

PODÍA PASAR A SU CASA A DEJARLAS, PERO COMO NO TENIA A LA MANO NI UN PAPEL PARA ESCRIBIRLE UNA NOTA, NO PODRÍA AVISARLE LO QUE HABÍA

HECHO. DECIDÍ PUES IR AL HOSPITAL Y ENTREGARLE LAS LLAVES. CUANDO LLEGUE, ME INDICARON EN QUE SALA ESTABAN MI AMIGO Y SU ESPOSA, COMO SUPUSE, EL RECINTO ESTABA LLENO DE FAMILIARES QUE TRATABAN DE CONSOLARLOS.

ENTRE SIN HACER RUIDO Y ME QUEDE JUNTO A LA PUERTA, TRATANDO DE DECIDIR QUE HACER. NO TARDO EN PRESENTARSE UN MEDICO, QUE SE ACERCO A LA PAREJA Y, EN VOZ BAJA LES COMUNICO QUE SU BEBE HABÍA FALLECIDO, VÍCTIMA DEL SÍNDROME CONOCIDO COMO MUERTE EN LA CUNA. DURANTE LO QUE PARECIÓ UNA ETERNIDAD, ESTUVIERON ABRAZADOS, LLORANDO, MIENTRAS TODOS LOS DEMÁS LOS RODEAMOS EN

MEDIO DEL SILENCIO Y EL DOLOR.

CUANDO SE RECUPERARON UN POCO, EL MEDICO LES PREGUNTO SI DESEABAN ESTAR UNOS MOMENTOS CON SU HIJO. MI AMIGO Y SU ESPOSA SE PUSIERON DE PIE CAMINARON RESIGNADAMENTE HACIA LA PUERTA. AL VERME ALLÍ, EN UN RINCÓN, LA MADRE SE ACERCO, ME ABRAZO Y COMENZÓ A LLORAR. TAMBIÉN MI AMIGO SE REFUGIO EN MIS BRAZOS. "GRACIAS POR ESTAR AQUÍ" ME DIJO. DURANTE EL RESTO DE LA MAÑANA PERMANECÍ SENTADO EN LA SALA DE URGENCIAS DEL HOSPITAL, VIENDO A MI AMIGO Y A SU ESPOSA SOSTENER EN BRAZOS A SU BEBE Y DESPEDIRSE DE ÉL.

ESO ES LO MAS IMPORTANTE QUE HE HECHO EN MI VIDA. AQUELLA EXPERIENCIA ME DEJO TRES ENSEÑANZAS:

PRIMERA: LO MAS IMPORTANTE QUE HE HECHO EN LA VIDA OCURRIÓ CUANDO NO HABÍA ABSOLUTAMENTE NADA QUE YO PUDIERA HACER. NADA DE LO QUE APRENDÍ EN LA UNIVERSIDAD, NI EN LOS SEIS AÑOS QUE LLEVABA EJERCIENDO MI PROFESIÓN, ME SIRVIÓ EN TALES CIRCUNSTANCIAS. A DOS PERSONAS A LAS QUE YO ESTIMABA LES SOBREVINO UNA DESGRACIA, Y YO ERA IMPOTENTE PARA REMEDIARLA. LO ÚNICO QUE PUDE HACER FUE ACOMPAÑARLOS Y ESPERAR EL DESENLACE. PERO ESTAR ALLÍ EN ESOS MOMENTOS EN QUE ALGUIEN ME NECESITABA ERA LO PRINCIPAL.

SEGUNDA: ESTOY CONVENCIDO QUE LO MAS IMPORTANTE QUE HE HECHO EN MI VIDA ESTUVO A PUNTO DE NO OCURRIR DEBIDO A LAS COSAS QUE APRENDÍ EN LA UNIVERSIDAD Y EN MI VIDA PROFESIONAL. EN LA ESCUELA DE DERECHO ME ENSEÑARON A TOMAR LOS DATOS, ANALIZARLOS Y ORGANIZARLOS Y DESPUÉS EVALUAR ESA INFORMACIÓN SIN APASIONAMIENTOS. ESA HABILIDAD ES VITAL EN LOS ABOGADOS.

CUANDO LA GENTE ACUDE A NOSOTROS EN BUSCA DE AYUDA, SUELE ESTAR ANGUSTIADA Y NECESITA QUE SU ABOGADO PIENSE CON LÓGICA. PERO, AL APRENDER A PENSAR, CASI ME OLVIDE DE SENTIR. HOY, NO TENGO DUDA ALGUNA QUE DEBÍ HABER SUBIDO AL COCHE SIN TITUBEAR Y SEGUIR A MI AMIGO AL HOSPITAL.

TERCERA: APRENDÍ QUE LA VIDA PUEDE CAMBIAR EN UN INSTANTE.

INTELECTUALMENTE, TODOS SABEMOS ESTO, PERO CREEMOS QUE LAS

DESDICHAS LES PASAN A OTROS. ASÍ, PUES HACEMOS PLANES Y CONCEBIMOS NUESTRO FUTURO COMO ALGO TAN REAL QUE PARECIERA QUE YA OCURRIÓ. PERO, AL UBICARNOS EN EL MAÑANA DEJAMOS DE ADVERTIR TODOS LOS PRESENTES QUE PASAN JUNTO A NOSOTROS, Y OLVIDAMOS QUE PERDER EL EMPLEO, SUFRIR UNA ENFERMEDAD GRAVE, TOPARSE CON UN CONDUCTOR EBRIO Y MILES DE COSAS MAS PUEDEN ALTERAR ESE FUTURO EN UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS.

EN OCASIONES A UNO LE HACE FALTA VIVIR UNA TRAGEDIA PARA VOLVER A PONER LAS COSAS EN PERSPECTIVA. DESDE AQUEL DÍA BUSQUE UN EQUILIBRIO ENTRE EL TRABAJO Y LA VIDA; APRENDÍ QUE NINGÚN EMPLEO, POR GRATIFICANTE QUE SEA, COMPENSA PERDERSE UNAS VACACIONES, ROMPER CON LA PAREJA O PASAR UN DÍA FESTIVO LEJOS DE LA FAMILIA. Y APRENDÍ QUE LO MAS IMPORTANTE EN LA VIDA NO ES GANAR DINERO, NI ASCENDER EN LA ESCALA SOCIAL, NI RECIBIR HONORES. LO MAS IMPORTANTE EN LA VIDA ES: EL TIEMPO QUE DEDICAMOS A CULTIVAR UNA AMISTAD.

LA ESPERANZA DE UNA VELA

 

Cuatro Velas se estaban consumiendo tranquilamente.

El ambiente estaba tan silencioso que se podía oir el diálogo entre ellas.

 

La primera dice:

¡Yo Soy la Paz!

A pesar de mi Luz, las personas no consiguen mantenerme encendida.

Y disminuyendo su llama, se apagó totalmente.

 

La segunda dice:

¡Yo me llamo Fe!

Infelizmente soy superflua para las personas.

Porque ellas no quieren saber de Dios, por eso no tiene sentido continuar quemándome.

Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y esta se apagó.

 

En voz baja y triste la tercera vela se manifestó:

¡Yo Soy el Amor!

No tengo mas fuerzas que quemar.

Las personas me dejan de lado porque solo consiguen manifestarme para ellas mismas; se olvidan hasta de aquéllos que están a su alrededor.

Y también se apagó.

 

De repente entró una niña y vió las tres velas apagadas

¿Qué es esto?

 

Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final.

 

Entonces la cuarta vela, hablo:

No tengas miedo niña, en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas.

 

Entonces la niña tomó la vela de la Esperanza y encendió nuevamente las que estaban apagadas.

 

 

¡Que la vela de la Esperanza nunca se apague dentro de nosotros!

 

FAMILIA POBRE

 

Una vez un padre de una familia muy rica llevó a su hijo a pasear por el campo con el firme propósito de que su hijo viera cuan pobres eran esos campesinos. Pasaron un día y una noche completos en la destartalada casita de una familia muy humilde.

Al concluir el viaje y de regreso a la casa en su flamante automóvil,el padre le preguntó a su hijo: ¿Qué te ha parecido el viaje?

-- Muy bonito,papi!!!.

¿Viste qúe tan pobre puede ser la gente?. -Insistió en papá.

Sí, respondió el niñó.

¿Yqué aprendiste , hijo? inquirió el padre nuevamente.

Vi, dijo el pequeño- Que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro.

Nosotros tenemos una piscina que llega hasta la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin.

Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio,ellos tienen las estrellas.

El patio de nosotros llega hasta la pared junto a la calle, ellos tienen todo un horizonte de patio.

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo......

Y su hijo agregó: Gracias, papi, por enseñarme lo pobres que somos.

QUE BELLO ES VIVIR

 

Muchas veces sin darnos cuenta de lo que tenemos nos

quejamos y hasta lo perdemos, y casi siempre nos damos

cuenta de lo que tenemos y lo valoramos cuando ya es

muy tarde...

Estoy cansado de trabajar y de ver a la misma

gente, camino a mi trabajo todos los días. Llego a la casa y mi esposa sirvió

lo mismo de la comida para cenar. Voy a entrar al baño y mi hija de

apenas año y medio no me deja porque quiere jugar conmigo, no entiende que

estoy cansado.

Mi Padre también me molesta algunas veces y entre clientes, esposa, hija,

padre,me vuelven loco, quiero paz. Lo único bueno es el sueño, al cerrar

mis ojos siento un gran alivio de olvidarme de todo y de todos.

- Hola, vengo por ti.

- ¿Quién eres tú? ¿Cómo entraste?

Me manda Dios por ti. Dice que escuchó tus quejas y tienes razón, es hora de

descansar.

- Eso no es posible, para eso tendría que estar...

- Así es, si lo estás, ya no te preocuparás por ver a las mismas gentes,

ni de aguantar a tu esposa con su guisos, ni a tu pequeña hija que te

moleste, ni escucharás los consejos de tu padre.

- Pero...qué va a pasar con todo ? Con mitrabajo ?

- No te preocupes, en tu empresa ya contrataron a otra persona para ocupar

tu puesto y por cierto, está muy feliz por que no tenía trabajo.

- Y mi esposa y mi bebé ?

- A tu esposa le fue dado un buen hombre que la quiere, respeta y admira

por sus cualidades y acepta con gusto todos sus guisos sin reclamarle

nada. Y además, se preocupa por tu hija y la quiere como si fuera suya y

por muy cansado que siempre llegue del trabajo, le dedica tiempo para

jugar con ella y son muy felices.

- No, no puedo estar muerto.

Lo siento, la decisión ya fue tomada.

- Pero...eso significa que jamás volveré a besar la mejillita de mi bebé,

ni a decirle te amo a mi esposa, ni darle un abrazo a mi padre.

NO, NO QUIERO MORIR, QUIERO VIVIR, envejecer junto

a mi esposa, NO QUIERO MORIR TODAVIA....

Pero es lo que querías, descansar, ahora ya tienes tu descanso eterno,

duerme para SIEMPRE.

NO, NO QUIERO, NO QUIERO, POR FAVOR DIOS....!!!!

Qué te pasa amor tienes una pesadilla?,

dijo mi esposa despertándome.

No, no fue una pesadilla, fue otra oportunidad para disfrutar de ti,

de mi bebé, de mi familia, de todo lo que Dios creó.

¿Sabes?, estando muerto ya nada puedes hacer y

estando vivo puedes disfrutarlo todo...

QUE BELLO ES VIVIR !!!!

EL ÁRBOL DE LOS PROBLEMAS 

 

El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja

granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora

eléctrica se daño y lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su

antiguo camión se niega a arrancar.

Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos,

me invito a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta,

se

detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las

ramas con ambas manos.

Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su

bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazo a sus dos pequeños hijos

y le dio un beso a su esposa.

Posteriormente me acompañó hasta el carro. Cuando pasamos cerca del

árbol,sentí curiosidad y le pregunte acerca de lo que lo había visto

hacer un

rato antes.

"Oh, ese es mi árbol de problemas", contesto.

"Se que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa

es segura:los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a

mis

hijos.

Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a

casa.

Luego en la mañana los recojo otra vez".

"Lo divertido es", dijo sonriendo, "que cuando salgo en la mañana a

recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche

anterior".

EL ECO DE LA VIDA

 

Un hijo y su padre estaban caminando en las montañas. De repente,

el hijo se cayó, se lastimó y gritó:

"AAAhhhhhhhhhhhhhhh ! ! !".

Para su sorpresa, oyó una voz repitiendo,

en algun lugar en la montaña:

"AAAhhhhhhhhhhhhhhh ! ! !"

Con curiosidad, el nino gritó: "Quién eres tú?"

Recibió de respuesta: "Quién eres tú?"

Enojado con la contestación, gritó: "Cobarde!"

Recibió de respuesta:"Cobarde!"

Miró a su padre y le preguntó: "Qué sucede?"

El padre sonrió y dijo: "Hijo mío, presta atención."

Y entonces el padre gritó a la montaña: "Te admiro!"

La voz respondió: "Te admiro!"

De nuevo el hombre gritó: "Eres un campeon!"

La voz respondió: "Eres un campeon!"

El niño estaba asombrado, pero no entendía.

Luego el padre explicó:

"La gente lo llama ECO, pero en realidad es la VIDA...

Te devuelve todo lo que dices o haces...

Nuestra vida es simplemente reflejo de nuestras acciones...

Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor...

Si deseas más competitividad en tu grupo, ejercita tu competencia...

Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida...

La vida te dará de regreso exactamente aquello que tu le has dado."

TU VIDA NO ES UNA COINCIDENCIA...

ES UN REFLEJO DE TI MISMO....

este también lo envió nuestra amiga Jagninet

¿CONOCES LAS ESTRELLAS?

 

¿En realidad conoces las estrellas?

Existían millones de estrellas en el cielo.

Estrellas de todos los colores: blancas, plateadas, verdes, doradas,

rojas y azules.

Un día inquietas, ellas se acercaron a Dios y le dijeron: Señor Dios,

nos gustaría vivir en la Tierra, entre los hombres. Así será hecho, respondió el Señor. Las

conservaré a todas ustedes pequeñitas, como son vistas, para que puedan bajar a la tierra.

Cuéntase que, en aquella noche, hubo una linda lluvia de estrellas.

Algunas seacurrucaron en las torres de las iglesias, otras fueron a jugar y a

correr junto con las luciérnagas por los campos, otras se mezclaron con los

juguetes de los niños y la Tierra quedó maravillosamente iluminada.

Pero con el pasar del tiempo, las estrellas resolvieron abandonar a los

hombres y volver para el cielo, dejando la tierra obscura y triste. ¿Porqué volvieron?.

Preguntó Dios, a medida que ellas iban llegando al cielo. Señor, no nos fue

posible permanecer en la Tierra. Allá existe mucha miseria y violencia, mucha

maldad, mucha injusticia...

Y el Señor les dijo: - Claro! El lugar de ustedes es aquí en el

cielo.

La Tierra es el lugar de lo transitorio, de aquello que pasa, de aquel que cae, de aquel que yerra,

de aquel que muere, nada es perfecto.

El cielo es el lugar de la perfección, de lo inmutable, de lo

eterno, donde nada perece.

Después que llegaron todas las estrellas y verificando su número,

Dios habló de nuevo:

Nos está faltando una Estrella. Será que se perdió en el camino?.

Un ángel que estaba cerca replicó: No Señor, una estrella resolvió

quedarse entre los hombres.

Ella descubrió que su lugar es exactamente donde existe la imperfección,

donde hay limite, donde las cosas no van bien, donde hay lucha y dolor.

Más, que estrella es esa?. Volvió Dios a preguntar.

Es la Esperanza Señor. La estrella verde. La única estrella de ese color.

Y cuando miraron para la Tierra, la estrella no estaba sola.

LaTierra estaba nuevamente iluminada porque había una estrella verde en el

corazón de cada persona.

Porque el único sentimiento que el hombre necesita tener y Dios no

requiere es la Esperanza.

Dios ya conoce el futuro y la Esperanza es propia de la persona humana,

propia de aquel que yerra, de aquel que no es perfecto, de aquel que no sabe como será el futuro.

" RECIBE EN ESTE MOMENTO ESTA ESTRELLITA EN TU CORAZÓN **LA

ESPERANZA** , TU ESTRELLA VERDE. NO DEJES QUE ELLA HUYA Y NO PERMITAS

QUE SE APAGUE.

TEN CERTEZA QUE ELLA ILUMINARÁ TU CAMINO, SE SIEMPRE POSITIVO Y AGRADECE

A DIOS POR TODO. ¡¡SE SIEMPRE FELIZ Y CONTAGIA CON TU CORAZÓN

ILUMINADO

UN NIÑO....

 

Un niño que estaba por nacer, le dijo a Dios.

Me vas a enviar mañana a la tierra;

pero Como viviré tan pequeño e indefenso como soy?

Entre muchos Angeles escogí uno para ti,

que te esta esperando:

El te cuidara.

Pero dime: aquí en el cielo,

no hago mas que cantar y sonreír,

eso basta para ser feliz.

Tu Angel te cantara,

te sonreirá todos los días

y tu sentirás su amor y serás feliz.

Y Como entender cuando

la gente me hable?

si no conozco el extraño

idioma que hablan los hombres?

Tu Angel te dirá las palabras

mas dulces y mas tiernas

que puedas escuchar,

y con mucha paciencia y cariño

te enseñara a hablar.

Y, Que hará cuando

quiera hablar contigo?

Tu Angel te juntara las manitos

y te enseñara a orar.

He oído que la tierra hay hombres

malos ¿Quien me defenderá?

Tu Angel te defenderá

aun a costa de su vida.

Pero estaré siempre triste

porque no te veré mas señor.

Tu Angel te hablara de Mi

y te enseñara el camino

para que regreses a mi presencia,

aunque Yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante, una gran paz reinaba

en el cielo pero ya se oían voces

terrestre, y el niño presuroso,

repetía suavemente:

Dios Mío,

si ya me voy dime su nombre.

¿Como se llama mi Angel?

Su nombre no importa,

tu le llamaras "Mamá"

LO QUE DAMOS A LOS QUE NOS RODEAN REGRESA A NOSOTROS

 

Su nombre era Fleming y él era un pobre agricultor inglés.

Un día, mientras trataba de ganarse la vida para su familia, escuchó a alguien pidiendo ayuda desde un pantano cercano.

Inmediatamente soltó sus herramientas y corrió hacia el pantano.

Allí, enterrado hasta la cintura en el lodo negro, estaba un niño aterrorizado, gritando y luchando tratando de liberarse del lodo.

El agricultor Fleming salvó al niño de lo que pudo ser una muerte lenta y terrible.

El siguiente día, un carruaje muy pomposo llegó hasta los predios del agricultor inglés.

Un noble inglés, elegantemente vestido, se bajó del vehículo y se presentó a sí mismo como el padre del niño que Fleming había salvado.

Yo quiero recompensarlo, dijo el noble inglés. Usted salvó la vida de mi hijo.

No, yo no puedo aceptar una recompensa por lo que hice, respondió el agricultor inglés, rechazando la oferta.

En ese momento el propio hijo del agricultor salió a la puerta de la casa de la familia.

-¿Es ese su hijo? preguntó el noble inglés.

-Sí -, respondió el agricultor lleno de orgullo.

-Le voy a proponer un trato.

- Déjeme llevarme a su hijo y ofrecerle una buena educación.

Si él es parecido a su padre crecerá hasta convertirse en un hombre del cuál usted estará muy orgulloso.

El agricultor aceptó.

Con el paso del tiempo, el hijo de Fleming el agricultor se graduó de la Escuela de Medicina de St. Mary' s Hospital en Londres, y se convirtió en un personaje conocido a través del mundo, el notorio Sir Alexander Fleming, el descubridor de la Penicilina.

Algunos años después, el hijo del noble inglés, cayó enfermo de pulmonía.

¿Que lo salvó? La Penicilina.

¿El nombre del noble inglés? Randolph Churchill.

¿El nombre de su hijo? Sir Winston Churchill.

Alguien dijo una vez: Siempre recibimos a cambio lo mismo que ofrecemos.

Trabaja como si no necesitaras el dinero.

Ama como si nunca te hubieran herido.

Baila como si nadie te estuviera mirando.

EL ALUMNO Y EL MAESTRO

 

Un alumno que quería aprender esoterismo de un gran maestro

insistía mucho para que lo recibiere. ¡Maestro enseñame!, no, no lo haré.

¡maestro es deber enseñar al que lo desea de corazón!...

¡No no lo haré, no insistas!....

Un día cualquiera el maestro deambulaba por la rivera

de un hermoso arroyo y apareció el alumno, y le dijo:

Creo que es el momento de que me enseñes Maestro...

y el maestro le dijo --- ven acercarte,

conmigo al borde de este arroyo --- y efectivamente

este lo hizo y el maestro tomándolo de la cabeza

lo sumergió en el agua un tiempo prudencial,

cuando el alumno sentía que se ahogaba comenzó

a rasguñar los brazos del maestro, y cuando este

lo hubo sacado le preguntó, ¿que pensaste cuando

te estabas ahogando?, acaso pensaste en tu familia?

y el alumno después de haber tomado aliento respondió

¡NO!,

¿En tus amigos?

-No-

¿Entonces que era lo que pensabas o necesitabas?

-Tenía hambre de Aire, Oxígeno.

Ah!. Entonces cuando tengas esa misma hambre por aprender ese día te enseñare...

Todo esto quiere decir que no solo es querer y poder, es mucho más¡...

 

María

COMO VA A SER TU DÍA HOY

 

Esta mañana desperté emocionado

con todas las cosas que tengo que hacer

antes de que el reloj marque la medianoche.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy.

Soy importante.

Mi trabajo es escoger

qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme

porque el día esta lluvioso,

o puedo dar gracias a Dios

porque las plantas están

siendo regadas gratis.

Hoy me puedo sentir triste

porque no tengo más dinero,

o puedo estar contento

de que mis finanzas me empujan

a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud,

o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme

de todo lo que mis padres no me dieron

mientras estaba creciendo,

o puedo sentirme agradecido

de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar

porque las rosas tienen espinas,

o puedo celebrar

que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo auto compadecerme

por no tener muchos amigos,

o puedo emocionarme y embarcarme

en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme

porque tengo que ir a trabajar,

o puedo gritar de alegría

porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme

porque tengo que ir a la escuela,

o puedo abrir mi mente enérgicamente

y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente

porque tengo que hacer

las labores del hogar,

o puedo sentirme honrado

porque tengo un techo

para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mí,

esperando a que yo

le dé forma y aquí estoy,

el escultor que tiene que darle forma.

Lo que suceda hoy

depende de mí,

yo debo escoger

qué tipo de día voy a tener.

Ten un gran día...

A menos que tengas otros planes.

 

Autor: Desconocido

LA MARIONETA

 

Esto se supone lo dice una marioneta de trapo...

Si por un instante Dios se olvidara de que soy una

marioneta de trapo, y me regalara un trozo de vida,

posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en

definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por

lo que significan.

Dormiría poco y soñaría más, entiendo que por cada

minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos

de luz.

Andaría cuando los demás se detienen, despertaría

cuando los demás duermen, escucharía mientras los demás

hablan, y como disfrutaría de un buen helado de chocolate...

Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría

sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando al descubierto,

no solamente mi cuerpo, sino mi alma.

Dios mío, si yo tuviera un corazón....

Escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera

el sol.

Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema

de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le

ofrecería a la luna.

Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus

espinas, y el encarnado beso de sus pétalos...

Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida...

No dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero,

que la quiero.

Convencería a cada mujer y hombre de que son mis favoritos y

viviría enamorado del amor.

A los hombres les probaría cuan equivocados están al pensar que

dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen

cuando dejan de enamorarse.

A un niño le daría alas, pero dejaría que el sólo aprendiese a

volar. A los viejos, a mis viejos, les enseñaría que la muerte

no llega con la vejez sino con el olvido.

Tantas cosas he aprendido de ustedes los hombres.....

He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la

montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma

de subir la escarpada.

He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño

puño por vez primera el dedo de su padre, lo tiene atrapado

para siempre.

He aprendido que un hombre unicamente tiene derecho de mirar a

otro hombre hacia abajo, cuando ha de ayudarlo a levantarse.

Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero

finalmente de mucho no habrán de servir porque cuando me guarden

dentro de esta maleta, infelizmente me estaré muriendo....

No somos marionetas, así que nada de esto nos está negado.

!Disfrutémoslo!

 

* García Márquez *

Una historia

 

Una profesora de NY decidió honrar a sus alumnos de secundaria, diciéndoles

la importancia que cada uno tenía. Usando un procedimiento desarrollado por

Helice Bridges, la profesora llamó uno a uno de sus estudiantes al frente de

la clase. En primer lugar les dijo como cada estudiante habia influído en

ella y en la clase. Luego obsequió a cada uno de ellos una cinta azul impresa

con letras doradas que decían " Lo que yo soy es lo que importa".

Más tarde esta maestra decidió llevar este proyecto a la comunidad, para

ver que clase de influencia tendría en ella. Dió a cada uno de sus

estudiantes otras tres cintas, y les dijo que fueran e hicieran conocer a

otros esta ceremonia de reconocimiento personal. Entonces tendrían que hacer

un seguimiento de los resultados, ver quienes honraron a la clase la semana

siguiente. Uno de los chicos de la clase fue a donde un joven ejecutivo de

una compañia cercana, y le reconoció por haberle ayudado a planificar su

carrera. Colocó una cinta azul en su camisa, y luego le dio otra de las

cintas.

--Estamos haciendo en la clase un proyecto sobre reconocimiento-- le

dijo-- y nos gustaría que usted busque a alguien quien admire para que le dé

una de las cintas azules, y la otra para que esa persona haga lo mismo con

alguien más, a fin de mantener esta ceremonia en marcha. Una vez hecho esto,

por favor, informeme que sucedió.

Más tarde, ese mismo día, el joven ejecutivo fue a ver a su jefe, quien a

propósito tenía fama de ser un individuo gruñón y de mal humor. Lo hizo

sentar y le dijo que lo admiraba profundamente por ser un genio creativo. El

jefe se sorprendió. El joven ejecutivo le preguntó si aceptaría la cinta

azul como regalo, y le pidió permiso de colocarcela en el pecho.

--- Seguro, hazlo le contestó su sorprendido jefe.

El joven ejecutivo tomó la cinta azul y la colocó en el saco del jefe,

sobre su corazón.

--- Me haría un favor? le dijo mientras le daba la última cinta, quisiera

tomar esta cinta extra, y darla como prueba de admiración a alguien más? el

chico que me dio estas cintas esta llevando acabo un proyecto de su escuela.

Queremos mantener en marcha esta ceremonia de reconocimientos, y ver como

afecta a las personas.

Esa noche el jefe llegó a su casa, se dirigió a su hijo de catorce años de

edad y se sentó con él.

--- Hoy me sucedió algo increible, le dijo. Estaba en mi oficina cuando

uno de los jóvenes ejecutivos entró, me dijo que me admiraba y me dió una

cinta azul por ser un genio creativo.

Después la puso en mi saco, sobre mi corazón, esta cinta azul que dice "Lo

que yo soy es lo que importa". Me dió una cinta extra y me pidió que

encontrara a alguien más a quien reconocer. Mientras manejaba a casa esta

noche, empecé a pensar a quien honrar con esta cinta, y pense en ti. Quiero

darte este reconocimiento. Mis días son realmente agitados y cuando llego a

casa no te presto mucha atención. A veces te grito por no sacar buenas notas

en el colegio, y por tener tu dormitorio echo un desastre, pero esta noche

quiero sentarme contigo aquí y hacerte saber que tú eres importante para mí.

Tú y tu madre son las personas más importantes de mi vida. ! Eres un gran

chico y te quiero !

El sorprendido muchacho comenzó a sollozar, y no pudo contener las

lágrimas. Todo su cuerpo se sacudió.

--- Papa, le dijo llorando y mirándolo firmemente, estaba planeando

suicidarme mañana porque pensaba que tu no me querías . Pero ya no necesito

hacerlo!

Charco Gris

 

Era una fría mañana, no había podido dormir bien; la pesadilla era tan real, tan cruel, tan profundamente sombría como la realidad, la realidad del día, de la vida malgastada en mil noches de insomnio.

La lluvia golpea lentamente los cristales de la ventana, con esa monotonía embriagadora del tiempo. El sonido hueco del reloj me sumerge mas y más en ese mundo sacado d lo irreal, con figuras fantásticas a mí alrededor.

La pesadilla parece prolongarse con cada tic tac, sin que de ella pueda despertar; el viento mueve suavemente las copas de los árboles, llueve y esa lluvia la siento de llanto, por cosas que ya jamás volverán, de cosas que pasaron, de vidas vividas.

Me sumerjo en esas visiones del pasado, en una angustia que anuda mi garganta; locura de comprender, de creer que el final está próximo y que nada vale seguir.

En un segundo todo cambia, o soy yo, se intensifica, siento que voy de la mano con la muerte, vieja amiga que me llama; gruesas gotas golpean fuertemente en los empañados cristales, como si quisieran romperlos, gritar...

Negros nubarrones obscurecen el cielo, las torres se ocultan en la bruma de la mañana, se desvanecen por momentos, como se desvanece poco a poco mi vida.

La calle solitaria tiene un aspecto sombrío, monótono; de la esquina surge una sombra, se oculta en mi mente y vuelve a aparecer como espectro en mi pesadilla.

Con un gastado paraguas negro, un viejo camina lentamente bajo la lluvia. Sus pasos son calmados, no le molesta el llanto.

En su rostro se ven las huellas del dolor, sostiene el paraguas con una mano que se me antoja callosa y sarmentosa que no condice con la firmeza de sus pasos, lentos, pero inevitables.

Al aproximarse frente a la casa levantó su mirada que me hirió el alma, sus ojos eran de un azul intenso, muy firmes, como sus manos, pero dejaban ver más allá, eran ojos distintos a los espectros de mis pesadillas.

Reflejaba algo olvidado por mí.

¡Parece que gozaba con el aspecto gris de la mañana!

¿Es que tiene encanto?... tal vez... tal vez en el transcurso de los años vividos encuentre una nostalgia atrayente en esos charcos, pequeños, fríos y grises.

¿Será que el paso de los años enseña la forma de ver las cosas como realmente son?

Algún día mis pasos serán los que resuenen, cansados, lerdos, bajo la lluvia y seré yo quien ría... seré yo quien ría del mundo, de mí, de estos años mozos con mis inquietudes y mis anhelos. Seré yo quien ría de esta pesadilla cruel que hoy me atormenta.

Todo es gris, la lluvia vuelve a intensificarse, cual cortina infranqueable que oculta el horizonte. Me falta el aire, ¡necesito aire!

La nostalgia me muerde como perro rabioso, dejándome ese vacío interior.

Quiero fugarme, hacia algún lugar donde poner mi soledad, mis tristezas, todos los sueños que soñé y esta pesadilla diaria que de tanto repetirse ya son mis días.

El rabioso perro me sigue mordiendo y mordiendo... comprendo que estoy solo, que nací y moriré solo, que no sé quien soy. Me miro cual extraño sin encontrar esa respuesta de porque existo.

La nostalgia me esta matando lentamente, me desangra cada día, me revuelca en la miseria de perder cada día mi pasado, mi gente, mi tierra, allá muy al sur.

Una mano que no es la mía deja entrar un gélido y calmo aire cargado con aroma a humedad, a tierra mojada; esos ojos me enseñaron, me dieron un porque, se mezclaron con mi pesadilla y con ese fiel y rabioso amigo de mis días.

Hoy comienzo a volver y ya a lo lejos oigo el suave arrullo de un bandoneón, susurrando un tango.

Sergio Silva

EL CARPINTERO

 

Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su Jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida mas placentera con su esposa y disfrutar de su familia.

Él iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa de alguna manera.

El Jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y le pidió que si podría construir una sola casa mas, como

un favor personal. El carpintero accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su trabajo.

Utilizaba materiales de inferior calidad y el trabajo era deficiente. Era una desafortunada manera de terminar su carrera.

Cuando el carpintero terminó su trabajo y su Jefe fue a inspeccionar la casa, el Jefe le extendió al carpintero, las llaves de la puerta principal.

"Esta es tu casa," - dijo, "es mi regalo para ti."

Que tragedia! Que pena! Si solamente el carpintero hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera

hecho de manera totalmente diferente. Ahora tendría que vivir en la casa que construyó "no muy bien" que digamos!

Así que está en nosotros. Construimos nuestras vidas de manera distraída, reaccionando cuando deberíamos actuar,

dispuestos a poner en ello menos que lo mejor. En puntos importantes, no ponemos lo mejor de nosotros en nuestro

trabajo. Entonces con pena vemos la situación que hemos creado y encontramos que estamos viviendo en la casa que

hemos construido. Si lo hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente.

Piensen como si fueran el carpintero. Piensen en su casa.

Cada día clavamos un clavo, levantamos una pared o edificamos un techo. Construyan con sabiduría. Es la única vida que podrán construir. Inclusive si solo la viven por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad.

La placa en la pared dice; "La Vida Es Un Proyecto de Hagalo-Usted-Mismo".

Quien podría decirlo mas claramente? Su vida ahora, es el resultado de sus actitudes y elecciones del pasado.

Su vida mañana será el resultado de sus actitudes y elecciones hechas HOY!

Pasen esto a quien ustedes aprecien.

Yo lo acabo de hacer. :)

"Los unicos errores que cometemos en la vida son las cosas que no hacemos."

Kaina y Ricardo

AMISTAD

 

"Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor. Solicito permiso

para ir a buscarlo".

"Permiso denegado", replicó el oficial. "No quiero que arriesgue usted

su vida por un hombre que probablemente ha muerto".

El soldado, haciendo caso omiso de la prohibición, salió, y una hora más

tarde regresó mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo.

El oficial estaba furioso: "¡Ya le dije yo que había muerto! ¡Ahora he

perdido a dos hombres! Dígame, ¿merecía la pena salir allá para traer un

cadáver?"

Y el soldado, moribundo, respondió: "¡Claro que sí, señor! Cuando lo

encontré, todavía estaba vivo y pudo decirme: Juan... estaba seguro de

que vendrías".

EL CIENTIFICO Y SUS OTROS

 

Un científico que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir el original de la reproducción.

Un día se enteró de que andaba buscándole el Ángel de la Muerte, y entonces hizo doce copias de sí mismo.

El ángel no sabía cómo averiguar cuál de los trece ejemplares que tenía ante sí era el científico, de modo que los dejó a todos en paz y regresó al cielo.

Pero no por mucho tiempo, porque, como era un experto en la naturaleza humana, se le ocurrió una ingeniosa estratagema.

Regresó de nuevo y dijo: "Debe de ser usted un genio, señor, para haber logrado tan perfectas reproducciones de sí mismo, sin embargo, he descubierto que su obra tiene un defecto, un único y minúsculo defecto".

El científico pegó un salto y gritó: "¡Imposible! ¿Dónde está el defecto?".

"Justamente aquí", respondió el ángel mientras tomaba al científico de entre sus reproducciones y se lo llevaba consigo. "Todo lo que hace falta para descubrir al 'ego' es una palabra de adulación o de crítica".

EL PRECIO DE UN ANILLO

 

Vengo maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no hago nada bien, que soy torpe y todos me rechazan. ¿Cómo puedo mejorar?, ¿qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro le dijo: -Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después... -Y haciendo una pausa agregó: -Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y tal vez después pueda ayudar.

-E... encantado maestro -titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.

-Bien -asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba puesto en el dedo pequeño de la mano izquierda y se lo dio al muchacho, agregando: -Toma el caballo que está ahí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara, hasta que un viejito se tomó la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

Después de ofrecer su joya a todo el que se cruzaba en su camino, y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó. Entró a la habitación, donde estaba el maestro, y le dijo:

-Maestro, lo siento pero no es posible conseguir lo que me pediste. Quizá pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que pueda engañar a nadie respecto al verdadero valor del anillo.

-Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro -Debemos primero saber el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. Quién mejor que él para saberlo. Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. No importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

Llegó a la joyería, el joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó, y luego dijo: -Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

-58 monedas?! - exclamó el joven.

-Sí -replicó el joyero -Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé... Si la venta es urgente...

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

-Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo. -Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor? Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

CUATRO GALLETAS 

Vengo maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no hago nada bien, que soy torpe y todos me rechazan. ¿Cómo puedo mejorar?, ¿qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro le dijo: -Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después... -Y haciendo una pausa agregó: -Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y tal vez después pueda ayudar.

-E... encantado maestro -titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.

-Bien -asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba puesto en el dedo pequeño de la mano izquierda y se lo dio al muchacho, agregando: -Toma el caballo que está ahí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara, hasta que un viejito se tomó la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

Después de ofrecer su joya a todo el que se cruzaba en su camino, y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó. Entró a la habitación, donde estaba el maestro, y le dijo:

-Maestro, lo siento pero no es posible conseguir lo que me pediste. Quizá pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que pueda engañar a nadie respecto al verdadero valor del anillo.

-Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro -Debemos primero saber el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. Quién mejor que él para saberlo. Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. No importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

Llegó a la joyería, el joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó, y luego dijo: -Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

-58 monedas?! - exclamó el joven.

-Sí -replicó el joyero -Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé... Si la venta es urgente...

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

-Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo. -Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor? Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

LA TRAICION

 

Cuentan q en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad el verdadero autor era una persona muy influyente en el reino y por eso desde el primer momento se procuró un chivo expiatorio para encubrir al culpable.

El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasa o nula oportunidad de escapar al terrible veredicto ...la horca! El Juez también complotado cuidó no obstante de dar todo el aspecto de un juicio justo por ello dijo al acusado: "Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor vamos a dejar en manos de él tu destino, vamos a escribir en dos papeles separados las palabras culpable e inocente. Tú escogerás y será la mano del Dios la que decida tu destino."

Por supuesto el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda culpable y la pobre víctima aún sin conocer los detalles se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa.

No había escapatoria. El Juez conminó al hombre a tomar uno de los papeles doblados. Éste respiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse abrió los ojos y con una extraña sonrisa tomó uno de los papeles y llevándolo a su boca lo engulló rápidamente.

Sorprendidos e indignados los presentes le reprocharon airadamente: "Pero qué hizo? Y ahora? Cómo vamos a saber el veredicto?" "Es muy sencillo respondió el hombre. Es cuestión de leer el papel que queda y sabremos lo que decía el que me tragué".

Con rezongos y bronca mal disimulada debieron liberar al acusado y jamás volvieron a molestarlo.

 

 

Telefono: (664)6821208

Correo electronico: efra_ger@hotmail.com